Skip to content

Convicción de matar

13 febrero, 2010
01-02-1980. Martínez, Gómez, Diéz, Gómez, Marín y Villamor. Ispaster, Vizcaya.

01-02-1980. Martínez, Gómez, Diéz, Gómez, Marín y Villamor. Ispaster, Vizcaya.

Conozco bien la ruta a Ispaster. Cerca queda la cala de Ogeia, donde las olas son excelentes. Hoy en día es una rompiente conocida, pero hace años era casi un secreto entre surfistas. Pocos se acercaban hasta allí. Quedaba a desmano de las rutas surferas habituales y la carretera tiene tantas curvas que había quien se mareaba de veras, pero cuando llegabas la recompensa era belleza, silencio y olas excelentes. Ahora, casi treinta años después de aquellas excursiones, a pocos kilómetros de la cala, retomo el silencio ante el extraño atractivo de una curva que serpentea entre pinares. Trata de asomar el sol tras las nubes espesas del noroeste, pero le cuesta y la penumbra se impone. El tráfico por la BI-3238, entre Ispaster y Ea, es escaso. Sombras, espesa vegetación, terreno escarpado y decenas de curvas, el lugar indicado para un atentado como el que sucedió en 1980. Lo imagino preparado con meticulosidad, con convicción de matar, comprometidos con la violencia, inútiles ante otros planteamientos. Así sucedió. El resultado fue una carnicería. Seis guardias civiles asesinados y dos miembros de ETA muertos.

Los comentarios están cerrados.